¡MunDo MiNiNo!

Para los insaciables^^http://duquesapantera.wordpress.com/ Ahí están mis antepasados.

EL CORIFEO: No hay fiera más mala de combatir que la mujer, ni siquiera el
fuego, ni hay pantera alguna tan sinvergüenza.
Lisístrata, de Aristófanes.

CHIM CHIN CHIRÓN! La suerte detrás va de mi.

Escribir es la libertad de llorar y reír a solas. Pero no dejarte leer, sería prohibirte lo que es tuyo.


martes, 26 de abril de 2011

Una día de ducha

Tengo el pelo corto y sin embargo lo siento largo. Me llega por la nuca y su color es brillante intenso. Sin embargo,... sin embargo sigue teniendo ese color, ese brillo. Sonrío. Una melena larga, una corta. Mis dos personalidades. Sacudo la cabeza y mi flequillo tapa mis ojos, sacudo la cabeza y las puntas rozan mi pompis. Pero mi sonrisa, mi sonrisa queda descubierta. Mira al sol, mira a la luna, mira a las estrellas de mi techo, del nuestro. Una ducha en común y dos cochinos. La música anima, tienes razón.
Pero dibuja con un punzón un corazón sobre mi piel y recorta la silueta sin miedo. No me harás daño. Y yo a ti mucho menos.




Sha la la la la canta conmigo.


¡Aaaaaa! ¡No me escupas! jajajajja


- Ven aquí, ¡lo mojarás todo!


jajajajaj, lo que sea por ducharme otro día contigo.


- Cómo eres...Sabes que yo también acabaré en el suelo.


Grrrr Ven aquí Bagheera


- Grrr Ahora verás panterita


jajjajaaj
jajajjaaj


El suelo quedó lleno de espuma. Dibujamos como en una peli angelitos de jabón. Y tal y como hace tiempo él me enseñó, volví a recordar nuestros primeros días al dibujar con mis 'patitas' una huella de pantera.
Como aquella vez en la ventanilla de su coche.


¿Te acuerdas? Dibujé un pie. Tu echaste el vaho y dibujaste tu huella. ¿Te acuerdas? Yo eché vaho y dibujé un corazón...




Sha la la la


Si me pusiera en su lugar vería un culito respingón y felino, caminando desnuda a cuatro patas, dirigiéndose al baño...pero prefiero no hacerlo. Cometo demasiadas tonterias y no las contaría todas¨, ¡que vergenza!.





Todo acaba con una sonrisa de niña que contagia. Que nos guía.

viernes, 22 de abril de 2011

¡maldita sea!

Maldita música que me vuelve a mi realidad. Soledad.
Huye de mis sueños, de mis sueños, esos que deseas tener y de los que tienes cuando tu cuerpo descansa y tu mente te tortura.
Todos los sueños acabados, derrotados, clavados como chinchetas en mi lengua. Palabras que escupo a Lilith. Mi mayor rival.
Me duele el culo de este suelo frío. Me duelen mis malditos huesos. Huesuda. Insignificante.
Salvada por el vibrato del móvil, pero no vibra mi corazón. ¡MALDITA SEA!

En esa operación de pechos me di cuenta que no todo está en un buen tamaño, si no en tu mirada.

lunes, 18 de abril de 2011

ESPECTÁCULO MAGICAL

Espectáculo Magical


• El gusto y apreciación global:

Nada más llegar observo que está todo lleno de niños. Posiblemente sea un espectáculo infantil, tratándose de Disney. Pero como yo, como otra niña, estoy deseando que empiece.

A lo largo del espectáculo aplaudo y me muevo en la buena energía que derrochan los actores y sus personajes.

Al terminar, acabo con una sonrisa, deseando haber podido participar en el trabajo. Animada me dirijo a hacerme unas fotos con los personajes y felicitarles por su currado trabajo.





• La calidad y apreciación particular:

Escena:

– El ritmo: Movido, ligero.

– El equilibrio: En algún momento falta más conversación. Hay canciones seguidas que no tienen hilo conductor.

– El movimiento: ágil, bailarines que danzan, actores que recorren todo el escenario y sobrepasan la cuarta pared.

– La música: Es un espectáculo musical. Con lo cual, su música destaca. La música es totalmente en directo. El pianista subido al escenario da juego a los personajes con sus manos.

– La escenografía: rápidos movimientos de telones y fondos.

– La iluminación: Adecuada y bien utilizada para admirar detalles y sombras. Sueños, fantasía…

– El vestuario: Muy colorido para atraer la atención de los niños. El traje de Mary Poppins era muy asemejado al de la película. El de Pocahontas quizás, era menos elaborado. En mi opinión, incluso, algo cutre,

– La utilización de esos elementos: Provechosa.

Actores:

– Su trabajo de intérprete: ánimada para los niños. Fantasía en los personajes. Mágicos.

– Sus recursos: elementos de danza, recursos mágicos, uso de sombras y luces y elementos utilizados como lluvia o copos de nieve. Agua…etc. Muy bien usados.

– Su ritmo interno: No hay respiro, salvo el descanso corto de la obra. Todo lleno de acrobacias, música y magia.

– Actor o personaje: En concreto Pinocho, el protagonista, no sale en ningún momento de su papel. Él a través de un juego explica toda una historia llena de magia, llena de canciones. Al ser un chica y tener esa voz dulce, se acerca mucho al corazoncito de cada uno del público. Con su comportamiento de niño, aprendemos como actúa un niño. Sin saber, con curiosidad, y como aprende, como se arrepiente y como juega.

– La aplicación de los elementos: muy provechosa. Al ser un espectáculo lleno de magia, todos los detalles tienen que estar bien cuidados, la música y efectos especiales, como serpentinas, lluvia, vestuarios, las sombras, el mar…



• El tiempo y el espacio:

Durante ochenta minutos, se canta y baila, aparecen los acróbatas y el mago Nelo. En varios números interviene toda la compañía inundando el escenario de color, música y movimiento. No hay ni un minuto de respiro. Una sencilla historia hilvana los distintos temas.



Pertinencia significativa y dramática:

Es significativo el cariño del público. A los niños les encanta todos sus temas, sus personajes favoritos y no dejarán de cantar y soñar. Justo al lado, estarán los padres, los cuales, recordarán junto a sus niños, temas mágicos como el de ‘supercalifragilisticoespialidoso’ de Mary Poppins, recordándoles su infancia y los buenos momentos con sus hijos y en familia. Rememorando sus tiempos de niños. Por eso es un espectáculo tanto para niños como para mayores.

No es un drama externo, pero puede que si interno.

Un mundo de sensaciones, recuerdos y magia.

• Su configuración:

Unas sencillas proyecciones, la luz y un vestuario multicolor quieren servir este mundo de fantasía en el que los artistas se multiplican.

• Su proceso de significación evolutiva:

Como ya dije antes, pasamos por muchísimos temas de Disney, antiguos y viejos, desde Mary Poppins a Pocahontas o Toy story, El libro de la Selva…

• EL TEXTO: Guiado sobre todo por Pinocho, su amigo Baloo y ayudado con el Mago. El texto es un hilo conductor e introductor para las canciones Disney. Un texto que nos conduce a un juego de canciones básicamente. Nada complicado y con bromas y moralejas.


Apreciación personal:

Se echa en falta una aproximación más fiel a los personajes reales de las películas que representan, para que precisamente los niños, no solo por el oído sino por la vista identifiquen ciertas escenas y se haga más cercano y llamativo el espectáculo precisamente para los más pequeños, que es de lo que se trata.

El que las míticas canciones del libro de la selva no sean representadas por el gran oso Baloo que todos conocemos o que las imágenes proyectadas no hagan referencias a las películas de Disney hace perder un poco el encanto de este musical, pero en muchos casos la puesta en escena y las buenas voces del reparto te hacen olvidar esos “pequeños detalles”, pero te queda la duda…¿y los niños?.

El Mago Nelo por otro lado tiene algún número interesante y sorprendente pero no cuenta con gran protagonismo y quizás no hubiera estado de más haberle dado un papel más relevante como conductor del espectáculo.

Detalle de agradecer fue el salto al patio de butacas de la mayoría de los personajes que hicieron en algunos momentos las delicias de los más pequeños que pudieron tocar y sentir de cerca a los personajes.

Finalmente, ya sea un espectáculo preparado para niños o mayores, considero que escuchando estas canciones, todos volvemos a ser niños.

martes, 12 de abril de 2011

último beso

Besarte como si fuera mi último beso.
No. Como si fuera el nuestro.
Tuyo y mío, posesivo. Un gran peso.

Eso me gusta.
Mis besos.
El beso.

Siempre busco mi beso sonoro
en la despedida.
Despedida corta, porque con él
me aseguro un oltro beso.

Yo beso como si fuera el último asegurándome el primero.

Besos que damos a niños,
a chicos, a chicas, a ti y a mi.
A adultos.
A madres y a padres.
A ti y a mi.

Espontáneos son los besos.

Aún no lo sabes.
No me diste un último beso.
Ahora lo sabes.
Y ya no puedes besarme.

Por eso, yo beso.
Yo beso como el último y el primero.
Con esperanza y en sueños.
Por eso no echaré de menos mi beso,
pero si el nuestro.
Porque tú esperanzado,
crees tener mis besos en tu mano.

Recuerda que hay una cajita,
está en un cajón.
Y dentro de este mundo,
solo tu y yo nos besamos.
Tú y yo.

Nosotros, nos besamos.
Nosotros, ya no.


lunes, 4 de abril de 2011

Perdíendote

No hay más que leer el título para entender lo siguiente...

Me estoy tomando un buen refresco. Cada sorbo es placentero. Tres cubitos cuento. Si.

Juego con la pajita y busco en el fondo. Lo pierdo. De entre los tres que me han puesto, uno, el más pequeño se deshace. No quiero.
Luego se aguacha, y todo sabe a lo mismo. Agua.
Si desapareces en mi vaso...¿eres el primero en entrar en mi estómago?, ooo..., ¿el que aguanta derretido en el fondo?.

Si aguantas... Si aguantas, no desapareces.
Ya no se por donde iba. ¡La pajita ésta!. Me desconcentra. Me lía.

¿Puedo volver a empezar?...¿qué hago?. Si no hay nadie...¿a quién le hablo?. ooo...¿o es que no me escuchas?.

Maldita sea. ¡Estás ahí! Estás porque te he tragado, te he sentido.
Ahh amigo, ahora entiendo porque me hablo a mi misma. Hablo contigo. ¿No?.

¿Podemos vernos ya? Te echo de menos...Aunque estés por ahí en mi organismo, prefiero cuando te veo. Prefiero elegir tu sonrisa. Tus ojos. ¡Tu sonrisa tonta!...
No puedo olvidarte...quizás no quiera.

Vamos dando. Ahora entiendo tu juego, porque yo juego al mismo.
Mantienes el sabor sin contrato fijo. Deberia ser el calor el que nos mantuviera. De hecho, lo es.
Porque te deshaces frente a los demás, pero es este frío, este frío que siento en mi cuerpo, ese frío que me regalas con tu ausencia. Ese frío, ese frío que te hace cubito y ya estás en cubitera nueva. Espacio único donde te encierras.

Déjate beber... para hablar de nuevo a solas. Para estar dentro de mi, y de nuevo, no poder verte...

...Porque lo anterior pierde a cualquiera.