¡MunDo MiNiNo!

Para los insaciables^^http://duquesapantera.wordpress.com/ Ahí están mis antepasados.

EL CORIFEO: No hay fiera más mala de combatir que la mujer, ni siquiera el
fuego, ni hay pantera alguna tan sinvergüenza.
Lisístrata, de Aristófanes.

CHIM CHIN CHIRÓN! La suerte detrás va de mi.

Escribir es la libertad de llorar y reír a solas. Pero no dejarte leer, sería prohibirte lo que es tuyo.


sábado, 10 de julio de 2010

Nuestro Primer-Último beso

Ahora que estoy aquí arriba extraño lo que podía observar desde abajo.

Es mejor tener dudas a ver lo que en realidad hay en el cielo.

Millones de estrellas podía ver aquella noche, la recuerdo bien.

No es difícil porque tú estabas a mi lado. De hecho, hice algunas copias de nuestros mejores momentos.

Puede que tú ya lo hayas olvidado, pero desde aquí, haré un esfuerzo y giraré el motor de mi burbuja muy rápido, para que desde la tierra, veas brillar una estrella esta noche, y en tu memoria brille lo que es difícil recordar con palabras.

-play-

Tumbados en tierra, millones de estrellas bronceaban nuestras miradas.

El trigo en mis pies despertaba la risa en tu cuerpo,

y aquella cálida brisa, en una noche fresca, rogaba abrazos de luna llena.

Soñaba con saber qué habría entre ellas.

Quién andaba en el cielo y si era la Luna su dueña.

Qué bonito es amar lo desconocido, porque tú gravas tus propias palabras.

Qué fácil es crear un mundo en tu mente donde todos tus colores favoritos brillan exactamente lo que tú quieres.

Calculaba la intensidad de las estrellas porque ninguna farola nos impedía verlas.

Era de noche mas luz en el pecho teníamos.

Bastaba con dos corazones y ese enorme campo de trigo.

Ahora diseño distintos finales. Ropa por todos lados, cuerpos entrelazados.

Fuera como fuese aquella noche, ¡fíjate!, aún sigo soñando.

Tenemos los ojos cerrados y hombro con hombro me susurrabas.

- No olvides esta noche.

Te miré en ese instante y de nuevo tu voz pronunció palabra.

- Tampoco el próximo último-primer beso.

Humedeciste tus labios y sobresalieron entonces. Me dejé llevar sin comprender tus palabras.

Ahora puedo entender…

El primer beso de esa mañana, el último de aquella noche.

Al terminar la noche y comenzar el día un beso siempre dijiste que me debías.

-pausa-

Pulso pausa en la pantalla pero no veo el beso. Mi pantalla está en negro. Estoy fundida en el recuerdo de un último-primer beso. Un beso infinito que da vida a la noche y el día.

Un beso que no puedes sentir, pero que su recuerdo nos hace sentirnos vivos.

Eso, ya es más de lo que soñaba pedir, ya que aquí entre las estrellas, la vida se basa solo en recuerdos. Memorias, que cargan la poca batería que nos queda, a aquellos que entre las estrellan, encerrados en burbujas, vuelan.

-Rew, Fwd, Pause, Stop-

9/07/10 23:23.

martes, 6 de julio de 2010

All the Cigarettes we have never smoked

http://www.youtube.com/watch?v=Zvx0ljmprpE&NR=1&feature=fvwp

Pongo una vez 'Cigarettes' en youtube y se me va la cabeza en segundos.
Vuelas, no imaginas sino tocas su textura.
Sientes el color del cielo en tus pies y el baño de las esponjosas nubes en tu cabeza te rodea.
Repetidas notas que podrían despertarte cada mañana con una sonrisa en tu cara.

Su blanca y brillante tez, su elegante e infantil vestido, un perfil perfecto, una dulce voz, unos ojos en los que temes perderte...
Desearía ser esa niña que vuelve loca a un hombre como tú.
Su habilidad...voz tierna y manos de diosa.
Casi podría untar el pan con sus acordes;
como en un anuncio de Filadelfia, sin nada en los bordes.
Así que de nuevo te recuerdo perdiéndome en su canción...
escuchando algo nuestro se endulza mi corazón.

¡Déjame, permíteme! Seamos ambos niños, sólo dos pequeños amigos que disfrutan sus caricias mientras los rayos del sol calientan la relación.
Como dos niños sin saber, sabiendo.
Quiero perderme contigo, quiero caer contigo, quiero alejarme y ver como en la arena mis pisadas tienen otras paralelas. Las tuyas y las mías...da igual si ya no las ves.
Posiblemente estemos entretenidos con la marea ya baja, jugando entre burbujas debajo del agua.

Con una caricia en tu pie me despido, un leve golpecito y una salpicada.
Que sepas que soñaré tus huellas allí a donde vaya.

Entre tantas burbujas y tus risas ya no oigo la canción.
Despierto y asiento.
Sonrío y presiento...