¡MunDo MiNiNo!

Para los insaciables^^http://duquesapantera.wordpress.com/ Ahí están mis antepasados.

EL CORIFEO: No hay fiera más mala de combatir que la mujer, ni siquiera el
fuego, ni hay pantera alguna tan sinvergüenza.
Lisístrata, de Aristófanes.

CHIM CHIN CHIRÓN! La suerte detrás va de mi.

Escribir es la libertad de llorar y reír a solas. Pero no dejarte leer, sería prohibirte lo que es tuyo.


sábado, 10 de septiembre de 2016

¿QUÉ MIRAS, TONTA?


Te ríes de mi porque abres los ojos y me encuentras observándote, con una sonrisa (que sólo tu consigues sacarme.)

Me preguntas, ¿Qué miras tonta?

Te miro a ti “peke”, me encanta cuando duermes, especialmente cuando estamos frente a frente, que no suele ser muy a menudo, (porque como muy bien dices, te gusta tener espacio libre al frente para poder dormir en paz.)

Me fijo en tu mirada más profunda, en la curvatura perfecta de tus cejas, en el perfil de tu nariz y en esos labios que me vuelven loca con cada beso que me das (sobre todo cuando me pides un beso espontáneo y en esas palabras me dices “te quiero”) y en la belleza de soñar con mirarte así día tras día.

¿Qué estará soñando? Me pregunto.

Me gusta hasta tenerte lejos para recordarte. Escribo, cierro los ojos, suenan notas dispares, pegaditas, armoniosas. Acompañan eso que llamamos amor que nadie sabe describir o todos lo hacen de una manera u otra pero que sin duda les hacen sentir. Unos le ponen acordes mayores y otros menores. Algunos oyen los sonidos de las teclas del piano y otros escuchan deslizar las cerdas del arco por las cuerdas de un violín. Para bien o para mal, ¿No hay amor cuando sientes? Cuando deseas…
Deseo seguir así…

Me haces sentir fuerte, valiente, (maldita sea…hay un “no sé qué” que hace que apriete fuerte los ojos dejando caer esas lágrimas contenidas que derrochan pura alegría), segura, realizada…

Son muchas cosas las que en esta vida nos llenan: Tu trabajo, tus amigos, aficiones, una mascota, tu confidente, tu amigo, tu acompañante, el que daría todo por ti… Hay quien vive muy feliz con o sin algunas de estas enumeraciones… Pero yo, sin ti… no podría sentirme tan plena. Te has convertido en una parte imprescindible de mí.

Adoro tus formas de amar y la forma en que consigues que yo ame mi vida.

Así que cuando me preguntas con tanta simpleza… ¿Qué miras, tonta?

Sólo puedo sonreír con las comisuras más inocentes que tengo, y decirte:

Nada...

Entonces, clavo mi mirada en ti y pienso… ¿Cómo iba a explicarte todo lo que siento?

...Así que te acaricio, dejo deslizar mi dedo índice por tus labios…y te dejo seguir soñando…

¿Qué estará soñando? Me pregunto… mientras yo… alargo la nota más dulce (que aún oigo en mi cabeza)  que acompaña tu respiración…hasta quedar dormida en un sueño.

Un sueño que es real.

No hay comentarios: